San Salvador de Jujuy es una ciudad del noroeste de Argentina, capital de la provincia de Jujuy. Llamada popularmente «La Tacita de Plata», se encuentra ubicada en un fértil valle, en la confluencia de los ríos Grande y Xibi Xibi, rodeada de montañas que, hacia el oeste, en invierno, suelen estar cubiertas de nieve.

Tiene una población de 265 249 habitantes (INDEC, 2010) que, unidos a los de su área metropolitana, ascienden a 312 554 habitantes. Dista 1515 km de Buenos Aires y 533 km de la costa del Pacífico.

San Salvador de Jujuy ostenta dos récords nacionales: por su latitud, sobre el paralelo de 24°11’08», es la capital de provincia más septentrional de la Argentina y por su altitud, a 1.259 msnm, es también la capital de provincia más alta del país.

Desde 1810, al comenzar la Guerra de la Independencia Argentina, Jujuy fue uno de los principales baluartes, encontrándose muchas veces en pleno frente de tal guerra.

El 19 de mayo de 1812 llegó a Jujuy el nuevo jefe del Ejército del Norte, el abogado y general Manuel Belgrano.6​ Ante el inminente ataque español, al amanecer del 23 de agosto de 1812, toda la ciudadanía jujeña abandonó el pueblo con destino a San Miguel de Tucumán, hecho que luego se conoció como Éxodo Jujeño.6​

En 1834, tras la breve pero sangrienta guerra fraticida entre jujeños y salteños, San Salvador se convirtió en capital de la naciente provincia de Jujuy. La evolución demográfica fue creciente, pasó de tener una población de aproximadamente 4.000 habitantes a fines del siglo XIX, a 7.622 habitantes en 1914, cuadruplicando casi esta cantidad para 1947, contando con una población de 31.091 habitantes. Hacia 1930, la inmigración europea prácticamente estaba declinando en el país. Su lugar fue ocupado por los grandes movimientos internos de masas originaria del medio rural, que migraba hacia los centros urbanos y con el arribo de la migración interna -principalmente provenientes de otras provincias del noroeste argentino, al igual que de las distintas localidades del interior de la provincia-, y de países limítrofes, en especial de la República de Bolivia.

Un estudio sobre la situación habitacional realizado por Torre y Pastoriza, señala que, para los primeros años de la década de 1940, San Salvador presentaban un alto índice de hacinamiento individual y de inquilinato, revelando la presencia frecuente de viviendas con una única habitación. Pero será durante el breve gobierno de Miguel Tanco ligado a la FORJA y más tarde máximo representante del peronismo jujeño a partir de 1946, cuando se dicten leyes tendientes a mejorar las condiciones laborales y habitacionales de los sectores populares jujeños, y las clases medias proyectando así la construcción de viviendas obreras dentro de la ciudad capital, pero fueron paralizados tras el golpe militar del 6 de septiembre de 1930.7

​Patrimonio arquitectónico

La Casa de Gobierno es un edificio interesante al conjugar elementos coloniales españoles con neoclásicos italianizantes e influjos franceses bellepoquianos. La catedral es un hermoso -aunque sencillo- edificio de un estilo colonial español en el cual aunque se encuentran detalles barrocos predomina el estilo herreriano; también se destaca el Teatro Mitre, de estilo italiano, construido en 1901 uno de los más antiguos del país. Otras edificaciones de notorio valor histórico y arquitectónico que se han conservado son: el cabildo, la Capilla de Santa Bárbara, la Iglesia San Francisco, la Antigua Estación del Ferrocarril Belgrano, el Mercado Central, el Hospital San Roque, el Museo Histórico Provincial (casa donde fue muerto el general Juan Galo Lavalle) y el Museo de Ciencias Naturales Carlos Darwin, en el Colegio Nacional. Entre los parques y paseos se destacan el Parque San Martín, la Plaza Belgrano, la Plaza de los Inmigrantes, la Plaza Italia y la Plaza Hipólito Yrigoyen.
En distintas ubicaciones de la ciudad se encuentran emplazadas seis importantes obras de la escultora argentina Lola Mora.15​

Catedral Basílica de San Salvador de Jujuy
Construida frente a la plaza General Belgrano, la Catedral de Jujuy la data se remonta a mediados del siglo XVI (1606). Las obras se completaron en el período comprendido entre 1761-1765. En su interior se aprecia una de las obras de arte que perduran desde la época colonial y que pertenecía a la iglesia matriz: el púlpito. Se trata de uno de los más importante del país por su composición, antigüedad y los temas representados. Fue tallado en madera de ñandubay y cedro. Este templo católico fue elevado a la categoría de catedral en 1935, cuando se creó el Obispado de Jujuy. Desde el año 2004 en ella descansan los restos del canónigo Juan Ignacio Gorriti y de su hermano José Ignacio Gorriti.

Basílica de San Francisco

La Basílica de San Francisco se encuentra en la esquina de las calles Belgrano y Lavalle y fue la primera construcción levantada por los franciscanos en Jujuy entre 1611 y 1618. Como la mayoría de las edificaciones realizadas en adobe, fue sometida a varias reconstrucciones. El templo actual presenta una torre de cuatro cuerpos con una imagen de San Francisco en la cima y una fachada de dos pisos Del interior, compuesto por tres naves, con crucero y una cúpula octogonal, se destaca el púlpito. Fue reconstruido en 1927 en el espacio que ocupaba la antigua iglesia de la orden en los años de la colonia española. Edificada en un estilo de corte italiano, en el que se combinan elementos barrocos y neomanieristas, posee una exquisita ornamentación interior y alberga un museo de arte sacro (1599) en uno de sus laterales. Adquirió el título de basílica el 14 de julio de 2009 según reconocimiento por el papa Benedicto XVI el 8 de octubre de 2008.16​

Capilla de Santa Bárbara


Ubicada en Lamadrid y San Martín, la capilla de Santa Bárbara es un buen ejemplo de la arquitectura religiosa del siglo XVIII que se conserva en pie en la ciudad de Jujuy. El edificio cuenta con una sola nave de 7 m de ancho por 20 de largo, y paredes gruesas de adobe que soportan el techo de madera cubierto de tejas. De su fachada sobresale una torre de tres cuerpos con ornamentos típicos de las iglesias que se ubican a lo largo de la Quebrada de Humahuaca. La construcción se realizó por iniciativa del padre Antonio Cornelio de Albarracín, quien fue teniente cura de la parroquia de Santa Bárbara en 1777. En el interior de la capilla se puede apreciar una colección de pinturas del siglo XVIII.

Transporte


Se puede acceder a San Salvador de Jujuy por vía terrestre a través de su terminal de ómnibus, ubicada en el cruce de la Ruta 9 con la Autopista 66. El edificio cuenta con 31 dársenas más 7 de espera, además de una playa de estacionamiento para 183 vehículos.

Además, se puede acceder a la ciudad por vía aérea a través del Aeropuerto Dr. Horacio Guzmán, ubicado en la localidad de Perico y vinculada al centro de la ciudad mediante la Autopista 66. El aeropuerto cuenta con vuelos diarios a las ciudades de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y Salta. En temporada alta también existen vuelos a Mar del Plata y a la ciudad chilena de Iquique